Mediodía acústico -
1373
single,single-post,postid-1373,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Mediodía acústico

21 abr Mediodía acústico

La impersonalidad no forma parte de mi persona. Y es que aunque mi vida en forma de letra de canción, bajo una melodía en acústico, pueda ser el próximo hit de música folk, todavía hay algo que me hace creer en mi, (que no ser un creído).

Mi creencia más religiosa, mi tozudez. Y es que en esta vida que parece ser creada para la competitividad, la tozudez es algo de lo que puedo alardear de imbatible, para lo bueno y para lo malo.

Y es que no es malo ser bueno, aunque con ello vengan cosas malas, o por lo menos eso siempre he querido creer. ¿Ingenuo? En pasado. Que si me tomas el pelo una vez me dejo melena.

La despreocupación preocupada ahora resulta que es moda. Cuenta más lo que los demás piensen de ti que lo que tu puedas pensar de ti mismo, palabra de un no creído. Vayamos todos a ese lugar a hacer exactamente lo mismo, espera que mañana te lo cuento, o no. ¿Os cuento un secreto? Un día vi a una oveja sola, allí en medio de la carretera, se quedó mirándome, se le puso el pelo de punta (tal vez ya lo tuviera de punta), allí explorando los peligros de una carretera lejos de su rebaño. ¿Moraleja? Pues no creo que haya una más lejos de que las aventuras residen dentro de uno mismo. Cada uno decidimos la intensidad con la que queremos vivir las cosas por pequeñas que le puedan parecer a los demás. Y la inspiración la podemos encontrar en cualquier parte, como este artículo que he escrito después de leer el título de una playlist de spotify, mediodías acústicos.

No Comments

Post A Comment