La vida nos emborracha. Nos emborracha a base de tragos de ese alcohol de garrafón llamado estabilidad. Nos retroalimenta la mente haciéndonos creer en mundos perfectos a base de esa droga dura llamada felicidad. Recorremos todos los antros en busca de un último trago hasta arrastrarnos...

Es ese dolor compartido el que me hace sonreírte cada vez que te veo, abrazarte cada vez que lo logramos y gritar, gritar y golpear con el patín al suelo cada vez que sacas ese truco que parecía hecho solo para esa gente que no...

Planté mis raíces desnudas en una ciudad. Hace ya años que huyo de ella, pero que difícil es acabar con un árbol de raíces tan fuertes. Fuertes como la infancia callejera, un primer beso, la primera vez. Como unas olimpiadas, todos los grandes de la música...