Carreteras sin destino para días en blanco y negro -
1467
single,single-post,postid-1467,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,vertical_menu_enabled,qode-title-hidden,qode-theme-ver-9.1.3,wpb-js-composer js-comp-ver-4.11.2.1,vc_responsive
Lanzarote landscape

19 jun Carreteras sin destino para días en blanco y negro

A menudo la vida parece una locura cuando desaparece. Y es que a veces vivimos en una retrospectiva en blanco y negro de nuestros días como si viviéramos en una película de Hitchcock. Desconectado de esta nube en el sentido más figurado de la palabra, sigo buscando caminos por recorrer sin encontrarme a nadie con ganas de encontrarme a todo el mundo. Estas incongruencias se han convertido en mi día a día. Y es que nadie me dijo que sería fácil, fui yo que me lo dije a mi mismo fruto de un optimismo que termina en pesimismo. Algo que a menudo me hace preguntarme si seré apesimista. Tal vez estoy enganchado a caminar sin destino, sin conocimiento y sin necesidad de tener una finalidad.

La cuestión es el retorno del sin retorno, la aventura hacia nuevos caminos que no logro encontrar. Como estas cuantas palabras de sofá de domingo tarde. Si alguien lo comprende que hable ahora o hable para siempre. El egoísmo es un sin sentido que pasa factura en nombre de soledad. Así que a partir de ahora compartiré lo mío con los demás, que no contigo, con los demás.

Así son los días llenos de miedo e incertidumbre, que no a la vida, sino al resto de personas. Tengo una nube encima de mi cabeza que no deja de llover en forma de ideas de las que nunca sabrás porque mi miedo a ti me impide contártelas y de las que nunca verás porque mi duda me impide materializarlas. Otra incongruencia de ese día a día que cada vez se presenta más desaturado, no por falta de saturación, sino por que cada día tiene menos color.

No Comments

Post A Comment